Seleccionar página

En el último número de Energías Renovables (especial Bioenergía) vemos que, como muchos proyectos, VinyesXCalor se gestó en una conversación en torno a unos cafés. “Pero, ¿cómo es posible que haya hogueras quemando sarmientos en las márgenes de los viñedos del Penedès?”, se cuestionaron los tertulianos del café. Esa fue la espita por la que nació un proyecto LIFE+ que suma ya una caldera en una bodega, una red de calor, un centro logístico y maquinaria que rentabiliza la recogida de los residuos leñosos de esos viñedos. Pero el LIFE+ se acaba, y el objetivo es que cale el ejemplo y se extienda.

“A comienzos del siglo XX los payeses se llevaban los sarmientos a casa para calentarse o cocinar y ahora nos creemos tan ricos que los quemamos al aire libre con la pérdida de recurso y riesgo de incendios que supone”. Quien habla así es Josep María Martí, concejal de Urbanismo, Vivienda y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Vilafranca del Penedès, entidad coordinadora del proyecto LIFE+ VinyesXCalor (Viñas por calor) de la Comisión Europea. Con argumentos así no es extraño que la inquietud de Martí calara entre el resto de contertulios del café.

Aparte del Ayuntamiento de Vilafranca, participan otras entidades vitales para que la idea se plasme en el territorio: Covides (viticultores asociados de las comarcas del Penedés), el Clúster Vitivinícola Catalàn (Innovi) y la cooperativa Nou Verd, que fomenta la inserción laboral de personas con discapacidad. Además, entraron como socios colaboradores dos bodegas de referencia en la comarca del Penedès con un compromiso ambiental ya asentado (Vilarnau y Codorníu) y la Red Europea de Ciudades del Vino (Recevin).

Leer noticia completa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR

Aviso de cookies